Skip to content

Un Mensaje del Obispo Braxton

Queridos hermanos y hermanas en Cristo:

Esta edición especial de El Mensajero me da la oportunidad de enviar un cordial saludo a ustedes, la comunidad hispana. Sepan que son muy importantes en la presente y futura vida de la Iglesia Católica en la Diócesis de Belleville.

¡Qué alegría traen ustedes a toda la iglesia al fortalecer diariamente los lazos de la familia y comunidad! Los felicito por sus esfuerzos de ser fieles miembros de una comunidad parroquial a través de la asistencia a la misa y la recepción de los sacramentos, incluso cuando esto requiere sacrificio especial debido a diferencias de idioma y culturales.

Les ruego crecer en su comprensión de la Iglesia Católica a través de la oración y el estudio, y ser los primeros maestros de la fe para sus hijos. Inscríbalos en las clases de religión que se ofrecen en su parroquia y anímelos a asistir a misa cada domingo. Su reverencia por el mensaje del Evangelio de Jesús y sus esfuerzos por vivir su fe con entusiasmo, así como su amor y bondad por los demás, son los mejores ejemplos para sus hijos.

Como su obispo, me uno a otros obispos de los Estados Unidos para trabajar y orar por una reforma migratoria para que, para muchas familias, el miedo pueda dar paso a un sentido de seguridad y pertenencia en la comunidad en la que viven.

Quiero expresar mi más sincero agradecimiento por el buen trabajo que hacen para enriquecer a la Iglesia en el sur de Illinois. Les aseguro que ustedes y sus seres queridos están en mis oraciones. Les pido que también oren por mí como su obispo.

Suyos en oración y con aprecio en Cristo,

El Reverendísimo

Eduardo K. Braxton
Obispo de Belleville

No comments yet

Leave a Reply