home El Mensajero Asesora familiar se une a la Oficina del Ministerio Hispano

Asesora familiar se une a la Oficina del Ministerio Hispano

Articulo y fotos de Liz QUIRIN
editor del Mensajero

Ministerio Hispano en el Decanato Norte Central se ha transformado en una invitación a salir de las sombras a la luz y el calor de la vida en comunidad. Esto es evidente en una amplia variedad de actividades en varias parroquias del área.

Posadas
Las Posadas, la representación de la búsqueda de la Sagrada Familia de alojamiento en Belén, es una novena que se hace en preparación para la Navidad. Incluye oraciones y canciones tradicionales, y para terminar la noche, una piñata.

Varias parroquias del Decanato Norte Central en la Diócesis de Belleville participaron en Las Posadas. Las Posadas comenzaron en la Parroquia San Damián en Damiansville con la bendición de las imágenes de María y José, las cuales fueron llevadas en procesión a través de los terrenos de la parroquia.

Las noches siguientes, las posadas se celebraron en distintas parroquias en diferentes pueblos. “Las Posadas celebran el nacimiento de Jesús”, dijo Robert Rapp, ministro hispano en el Decanato Norte Central.

Rapp dijo que más de una docena de familias viven en cada una de las comunidades vecinas– Albers, Damiansville, Germantown y Breese entre otras — y quería que fuera la gente a esos pueblos para ver y conocer a las personas que viven allí. “Estamos predicando sobre la “pertenencia” en estas comunidades”, dijo. Las Posadas dieron a la gente una oportunidad de conocerse y orar juntos.

Comunidad de Base en Centralia

El concepto de comunidad ha florecido en la Parroquia de Santa María en Centralia en un grupo de aproximadamente 15 a 18 adultos y sus hijos que se reúne cada mes para convivir y abrir las Escrituras.

Manuel Maco y su esposa, Lola Coronado son miembros de la comunidad de base en Centralia. Como miembro del consejo parroquial, Manuel vio la necesidad de que los hispanos se reunieran. “Estamos creando el Ministerio Hispano aquí”, dijo Manuel Maco. Él está muy entusiasmado con la formación de la comunidad de base, porque “podemos hacer esto en nuestro propio idioma. Queremos que la gente sienta que puede ser parte de esta comunidad”.

Lola Coronado dijo que muchas personas hablan español e inglés. La comunidad quiere ser una fuerza acogedora donde la gente pueda hacer conexiones y orar juntos”. Sta. María tiene muchas actividades, y tratamos de participar e invitar a la gente “a participar en estas actividades”, dijo Lola Coronado.

“Todos hacemos lo mejor que podemos”, dijo Manuel Maco. “Hemos venido a dar, a compartir nuestra fe y nuestra cultura”.

Su hija de 17 años de edad, Martina Maco, dijo que “ama” a la comunidad porque “escuchamos las opiniones de personas de diferentes culturas”. Mientras que los Macos son de Perú, algunas de las familias provienen de México y otras provienen de América Central. “Tenemos la misma fe”, dijo Martina Maco. A través de la comunidad de base, los adultos jóvenes se extienden a sus hermanos y hermanas más jóvenes, y a su vez, esta participación “ayuda a acercarlos a la parroquia.”

Manuel Maco dijo que espera que “la gente participe más en la comunidad de la iglesia” a través de su participación en la comunidad de base. “Queremos crear una comunidad de gente buena y fiel.” La comunidad de base “está desarrollando un sentido de identidad, una identidad hispana” con miembros de “varias culturas “, dijo Rapp.

Grupo de Hombres

Dentro del decanato, un grupo de hombres se reúne para discutir no sólo las cuestiones de fe, sino también cuestiones que afectan a sus vidas en el hogar y en su trabajo. La reunión “fomenta comunidad”, dijo Rapp.

Un grupo más pequeño de hombres se reúne y discute los temas que desean explorar en las juntas generales. En el próximo encuentro se hablará de transformación. “Lo único que mueve a los hombres a cambiar son nuestros fracasos”, dijo Rapp. Admitir el fracaso abre un camino hacia la “conversión personal”, o en otras palabras, “es la redención.”

El grupo general de unos 10 hombres se reúne en un lugar seguro. “Si alguien quiere revelarse, el grupo lo mantendrá confidencial”, dijo Rapp.

De nuevo, este grupo de hombres ofrece una manera de estar conectado el uno al otro. Cuando las personas no sienten una conexión pueden ser más propensas a las adicciones, dijo Rapp. Al final de cuentas se trata de “platicar el uno con el otro”, ayudándose los unos a otros a un mejor entendimiento en el camino de la vida.

Como Manuel Maco dijo: “Todo esto es un proceso. El cambio no viene de la noche a la mañana.”

Retiro de Mujeres

Se trata de apoyar la conexión entre mujeres, dijo Rapp. Esta primavera, cuatro grupos están patrocinando un retiro de mujeres con el tema: “La dignidad de la mujer”.

Los grupos son: la Oficina del Ministerio Hispano, el Santuario Nacional de Nuestra Señora de las Nieves, el Centro de Prevención de la Violencia de Suroeste Illinois y el Ministerio Hispano del Decanato Norte Central.

Centrándose en la dignidad de la mujer, las mujeres explorarán sus circunstancias, su fe, su conexión con las demás y cómo esta conexión puede ayudarles a hacer cambios en sus vidas. El grupo también discutirá temas relacionadas con la violencia contra las mujeres.

Más información estará disponible en las próximas semanas acerca de este retiro. Por favor llame a la Oficina del Ministerio Hispano en 235-9601, ext. 1472.